El carsharing será integrado al transporte público madrileño

Bluemove, empresa especializada en el alquiler de coches por horas a particulares y empresas, ha llegado a un acuerdo con el Consorcio de Transportes de Madrid para integrar el uso del carsharing que se asienta como complemento de referencia al sistema de transporte urbano público.

Mediante este acuerdo, la tarjeta de transporte de la Comunidad de Madrid podrá ser utilizada como tarjeta inteligente para abrir y cerrar los coches por horas de Bluemove.

Desde la firma de carsharing destacan que con esta alianza, “se da un paso más hacia un sistema de movilidad sostenible, en el que las fórmulas alternativas al uso del vehículo privado cobran cada vez mayor importancia”.

El carsharing será integrado al trasporte urbano madrileño

“Para Bluemove, el acuerdo con el Consorcio de Transportes de Madrid facilita el acceso y la integración del carsharing en la oferta de transporte público, asentándose como el complemento necesario para garantizar la movilidad inteligente en la ciudad”, ha afirmado su CEO, Jorge González-Iglesias, agregando que “un buen sistema de transporte público como el de Madrid garantiza, junto con la bicicleta y el carsharing, una movilidad más eficiente y sana, uno de los grandes retos a los que se enfrentan las grandes ciudades de todo el mundo, y debemos trabajar de forma coordinada para aportar soluciones a los problemas del tráfico y la contaminación”.

El carsharing consiste en la puesta a disposición de los usuarios de una flota de coches en servicio de alquiler por horas, muy cerca de su casa y de forma muy flexible, potenciando el uso racional del coche privado sólo cuando es necesario y cuando realmente aporta ventajas sobre otros transportes, como el metro, el taxi o la bicicleta.

Actualmente, Bluemove cuenta con una flota de más de 200 coches disponibles las 24 horas del día y los siete días de la semana para su red de usuarios, y tiene presencia en Madrid y en Sevilla. La filosofía del carsharing es reducir el número de vehículos en las calles, fomentando un modelo de ciudad sostenible, dinámica y más humana.

Según el III Estudio sobre hábitos de uso del carsharing realizado por Bluemove entre casi 1.000 usuarios, “el 81% de los usuarios de este modelo colaborativo reconoce utilizar medios de transporte diferentes al coche para moverse por la ciudad de forma habitual, destacando el metro (72%), seguido del autobús (57%), valorando en un 72% como bueno o muy bueno el uso del transporte público”, lo que indica, señalan desde la empresa, que “el carsharing no sustituye a otras alternativas de transporte público sino que actúa como un complemento para aquellas ocasiones en las que el uso de un coche se hace imprescindible”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>