El “boom” de la economía colaborativa: compartir y ahorrar


La economía colaborativa está cada vez más presente. La fórmula de compartir espacios con el objetivo de ahorrar gastos se ha convertido en la primera alternativa para muchos a la hora de viajar, alojarse o incluso encontrar un lugar espacio para trabajar.

En momentos en los que las dificultades económicas han marcado el día a día de muchos españoles, es cuando formas alternativas de consumo florecen y experimentan crecimiento consiguiendo un sinfín de adeptos gracias al ahorro que conllevan. Además también entra en juego el componente social, ya que de compartir un espacio puede resultar conocer más y más gente, experiencias, oportunidades de negocio…

Transporte

Uno de los sectores en los que las fórmulas de ahorro más han proliferado. Distintas modalidades pero que en definitiva se basan en compartir.

  • Coche. Si el coche es el medio elegido, varias son las formas con las que poder ahorrar y trasladarnos a la vez. Por ejemplo, el “carsharing” es un fenómeno que se está instaurando en nuestro país que consiste en alquilar vehículos por horas en ciudades. Tal relevancia está adquiriendo que han creado la Asociación Española de Car-sharing para dar cada vez más apoyo al vehículo compartido. Otra opción es el coche compartido para viajes en el que un particular ofrece plazas de su vehículo a cambio de compartir costes, siendo BlaBlaCar la plataforma más famosa que pone en contacto a conductores y pasajeros. El servicio que proporcionaba Uber, un particular comparte su vehículo para trasladar a otro a cambio de un precio antes marcado en ciudades, ha sido el más polémico, tanto que el gremio del taxi se reveló contra él por intrusismo laboral. Finalmente, en España Uber ha sido declarada ilegal y su actividad suspendida, ahora se dedica al transporte de comida.
  • Tren. Si queremos trasladarnos por raíles, una forma con la que poder ahorrar en el billete es a través de las ya famosas tarifas de Mesa que por ejemplo Renfe pone a disposición del viajero. Se trata de reunir a cuatro personas que compartan la mesa y poder así la oferta de compra del billete por los cuatro asientos de modo que el billete puede salir hasta un 60% más barato.

Lugar de trabajo

Es lo que llaman “coworking”. Se basa en que emprendedores, pymes y/o profesionales independientes comparten un espacio de trabajo en principio de manera independiente pero en el que comparten recursos de todo tipo –materiales, de conocimiento…-. Es una forma de tener un lugar de trabajo sin tener que asumir los costes que supone alquilar una oficina entera. Además de ser una fórmula de ahorro en el mundo laboral, es una fórmula de aprendizaje porque de la relación con otros profesionales que te rodean puede salir uno beneficiado a nivel de conocimientos e información, pudiendo resultar de esta forma de compartir espacios de trabajo proyectos conjuntos. Normalmente el espacio que se ocupa en un “coworking” se hace por un tiempo limitado de modo que puedan tener la posibilidad cuantas más personas mejor.

Alojamiento

El alojamiento también congenia a las mil maravillas con la tendencia del alojamiento a bajo coste y con la fórmula de la economía colaborativa. Por un lado, una opción es alquilar un inmueble y que sea rentable si se va en “grupo”, actualmente hay varias páginas webs y plataformas que fomentan esta idea como Airbnb, Windu o Homeliday entre otras. Por otro lado, si se es más aventurero, el “couchsurfing” – un anfitrión ofrece su sofá de forma gratuita para quien quiera alojarse- o el intercambio de casas son otras alternativas para ahorrar en el alojamiento de un viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>